¿Te relacionas o te emociono-relacionas? El arte de manejar “el cómo” para conseguir tus objetivos

puzzle-1721464_1920

A veces no somos conscientes del impacto de nuestros encuentros diarios. Simplemente nos relacionamos para conseguir lo que queremos sin tener en cuenta al gran protagonista de la película: CÓMO lo hacemos. Si manejamos el “cómo”, encontraremos el camino más efectivo para conseguir nuestros objetivos y para saborear los placeres de emociono-relacionarte.

Cuando hablamos de manejar el CÓMO entra en acción inmediatamente la cuestión emocional. El “cómo” habla de cómo me siento yo y de cómo se siente el otro (o los otros) en el momento que estamos interactuando.

Para dominar este arte hay que ponerse las gafas que sirven para mirar, para observar lo que se dice y lo que no se dice. No bastan sólo las gafas de ver.

Los principales enemigos de una relación equilibrada

Para entrenarte en esta técnica del “cómo” tienes que conocer a sus principales enemigos:

• Las prisas o falta de paciencia
• El egoísmo
• La falta de curiosidad, el creerte que ya sabes

Las prisas o la falta de paciencia: jamás te permitirán tener la calma necesaria para ver y oír lo sutil, lo que no se ve ni se dice. Con la presión del tiempo encima, es casi imposible poder mirar, observar para obtener datos significativos y así poder elevar el resultado de nuestra interacción. Y sin esa observación no verás detalles como:

• Ritmo respiratorio de la persona
• Expresión en su cara, rictus
• Mirada
• Sonrisa o ausencia de ella
• Apariencia física
• Silencios
• …

Todos estos detalles te ayudarán a empatizar a conocer más el estado emocional de esa persona en ese momento. Son datos que te ayudarán a modular el “cómo” para que puedas adaptarte al lenguaje más efectivo en este momento. Esa adaptación la harás con: tu tono de voz, el tipo de mensaje, la expresión…

El egoísmo: ese “yo primero”, provoca que a veces no consigas lo que te propones de una manera fluida y sin esfuerzos. Si cedes el paso en alguna ocasión y priorizas el asunto o preocupación del “otro”, te darás cuenta de los resultados: podrás captar más rápidamente y de forma más efectiva toda la atención de tu interlocutor, ya que éste se sentirá en deuda contigo y te retornará al menos la misma calidad de atención que le prestaste con anterioridad.

La falta de curiosidad: cuando crees que ya sabes lo que te está diciendo el otro, te pierdes muchas cosas. Es una falsa creencia.
Un refrán popular decía: Si tienes que ir, ve. Ir para nada es una tontería. Pues con este caso, es exactamente igual: si tienes que estar en ese momento escuchando a alguien, entonces escúchalo.

¿Por qué invertir energía en demostrarle a tu ego que ya sabes la respuesta? ¿Estás seguro que la sabes? Te sorprendería lo que puedes obtener de las conversaciones con una atención plena en lo que te están contando.

Un fin de semana para entrenar la inteligencia emocional
Para vencer a estos enemigos (y a otros muchos que nos limitan en nuestra vida), en Coaching Catalunya hemos elaborado el Programa de Bienestar para los próximos 19, 20 y 21 de mayo.
Serán tres días en los que podrás aprender las claves para gestionar tus emociones para ser más feliz en tu trabajo y en tu vida. Y en un entorno natural, para que puedas descansar mientras aprendes y te diviertes.
Las coaches especialistas Eva Aragall y María José Torrente son quienes dirigen las actividades de este fin de semana que podrá transformar áreas conflictivas en tu día a día y llevarte a la tranquilidad en tu vida cotidiana y en tu puesto de trabajo.
Aquí tienes más información sobre los detalles de la agenda:
http://www.coachingcatalunya.com/project/programa-formativo-de-fin-de-semana/
Aprende a gestionar tus emociones y descubre un mundo mucho más enriquecedor, estimulante, divertido a la par que efectivo. 😉

Tags

top